Páginas

lunes, 23 de diciembre de 2013

Me gusta.

Me gusta acordarme de él cuando veo algo relacionado con la música clásica. Me gusta acordarme de él cuando paso por alguna pastelería (oh, qué pasión tiene por los dulces-esperemos que me quiera a mi igual). Me gusta acordarme de él con las estrellas fugaces cómo en aquella noche de verano que pasamos algo más cerca el uno del otro (no tan cerca como hubiese querido). Me gusta acordarme de él cuando veo el mar, azul cómo sus ojos. Me gusta acordarme de él. Me gusta él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por gastar una minúscula porción de tiempo en hacerme feliz sabiendo que me lee alguien.