Páginas

lunes, 23 de diciembre de 2013

Si alguien sigue leyendo esto, feliz Navidad.

Hace mil que no escribo (y por mil me refiero a he-perdido-la-cuenta-ya-mil) y me siento algo mal por ello. Es decir, éste es el tercer año con el blog. Y aunque sea algo penoso y no fructífero no me gustaría olvidarlo. Quizá no debería escribir a las 2am. Quizá no debería levantarme tarde y aprovechar el día. Pero bueno. Yo no escogí ésta vida, ésta vida me escogió a mi.

¿Qué es de mí? Buena pregunta. La misma que me hago cada día. ¿Qué es de ti, Laia? Pues no lo sé. Me he perdido. Pero tengo a quién me encuentre y voy a poner mi fé en ello. La parte racional-irracional dice que, bajo ningún concepto ponga la fé en alguien. Pero la parte irracional-racional me dice que, a la mierda. Que haga caso al corazón. ¿Y qué dice? Que me deje guiar por él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por gastar una minúscula porción de tiempo en hacerme feliz sabiendo que me lee alguien.